Centro Médico - Quirúrgico de Enfermedades Digestivas

+34 91 562 02 90

C/ Oquendo 23, Madrid

Noticias

Actualidad en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del aparato digestivo, recomendaciones de nuestros expertos para mantener una mejor salud, apariciones de nuestros profesionales médicos en los medios de comunicación y nuestro canal online con noticias y consejos sobre gastroenterología.

Noticias

La obesidad y sus enfermedades asociadas

La obesidad y sus enfermedades asociadas

Madrid 22/04/2015

 

La obesidad es una enfermedad crónica que va en aumento en la sociedad occidental. En España el 25% de la población adulta padece sobrepeso u obesidad, y además está aumento el número de niños y jóvenes que también las padecen. 
Hablamos de obesidad cuando el Índice de Masa Corporal se encuentra entre 30 y 34,9, de obesidad grave cuando este índice se encuentra entre 35 y 39,9 y de obesidad mórbida cuando el IMC es de 40 o superior. (Consulta tu IMC aquí)
La obesidad suele estar asociada a otras enfermedades que no sólo empeoran la calidad de vida de los pacientes, sino que agravan su estado de salud, habiéndose convertido en una de las enfermedades prevenibles que más muertes provocan anualmente. Las principales enfermedades asociadas a la obesidad, llamadas co-morbilidades, son la diabetes tipo II, la hipertensión, la hipercolesterolemia (altos niveles de colesterol en sangre), las enfermedades vasculares y coronarias y el hígado graso. En un alto porcentaje, los tratamientos para la obesidad también consiguen mejorar y equilibrar estas patologías asociadas e, incluso en algunos casos, su curación.  
La obesidad también está asociada a un incremento de hasta un 50% en las posibilidades de padecer cualquier tipo de cáncer, pero especialmente de cánceres mama, ovario, colon, hígado, páncreas, estómago y riñón. 
Por último, no se deben olvidar los problemas psicológicos (ansiedad, depresión, trastornos alimenticios) que padecen muchos de los pacientes obesos. Estos problemas pueden afectar también a los pacientes que ya se han sometido a un tratamiento para la obesidad, dificultando el proceso de adelgazamiento. 
La obesidad es, por tanto, una enfermedad grave que debe ser tratada por un equipo multidisciplinar de cirujanos especialistas en obesidad (bariátricos), gastroenterólogos, endocrinos y nutricionistas y psicólogos, que permita abordar todos los campos y aspectos de la enfermedad. 
Al ser una patología tan compleja, cada paciente debe tener un diagnóstico y tratamiento personalizado que se adapte a su gravedad, sintomatología y enfermedades asociadas. 
Existen dos tipos de tratamientos o procedimientos quirúrgicos para la obesidad. Los procedimientos restrictivos son los que limitan la capacidad del estómago y tienen como objetivo disminuir la cantidad de alimento que se ingiere. En esta categoría se encuentran, por ejemplo,  el balón intragástrico y la gastrectomía vertical.
Por su parte, los procedimientos malabsortivos son aquellos que limitan la absorción intestinal de los nutrientes ingeridos. En esta categoría se encuentra el by-pass gástrico. 

La obesidad es una enfermedad crónica que va en aumento en la sociedad occidental. En España el 25% de la población adulta padece sobrepeso u obesidad, y además está aumento el número de niños y jóvenes que también las padecen. 

Hablamos de obesidad cuando el Índice de Masa Corporal se encuentra entre 30 y 34,9, de obesidad grave cuando este índice se encuentra entre 35 y 39,9 y de obesidad mórbida cuando el IMC es de 40 o superior. (Consulta tu IMC aquí)

La obesidad suele estar asociada a otras enfermedades que no sólo empeoran la calidad de vida de los pacientes, sino que agravan su estado de salud, habiéndose convertido en una de las enfermedades prevenibles que más muertes provocan anualmente. Las principales enfermedades asociadas a la obesidad, llamadas co-morbilidades, son la diabetes tipo II, la hipertensión, la hipercolesterolemia (altos niveles de colesterol en sangre), las enfermedades vasculares y coronarias y el hígado graso. En un alto porcentaje, los tratamientos para la obesidad también consiguen mejorar y equilibrar estas patologías asociadas e, incluso en algunos casos, su curación.  

La obesidad también está asociada a un incremento de hasta un 50% en las posibilidades de padecer cualquier tipo de cáncer, pero especialmente de cánceres mama, ovario, colon, hígado, páncreas, estómago y riñón. 

Por último, no se deben olvidar los problemas psicológicos (ansiedad, depresión, trastornos alimenticios) que padecen muchos de los pacientes obesos. Estos problemas pueden afectar también a los pacientes que ya se han sometido a un tratamiento para la obesidad, dificultando el proceso de adelgazamiento. 

La obesidad es, por tanto, una enfermedad grave que debe ser tratada por un equipo multidisciplinar de cirujanos especialistas en obesidad (bariátricos), gastroenterólogos, endocrinos y nutricionistas y psicólogos, que permita abordar todos los campos y aspectos de la enfermedad. 

Al ser una patología tan compleja, cada paciente debe tener un diagnóstico y tratamiento personalizado que se adapte a su gravedad, sintomatología y enfermedades asociadas. 

Existen dos tipos de tratamientos o procedimientos quirúrgicos para la obesidad. Los procedimientos restrictivos son los que limitan la capacidad del estómago y tienen como objetivo disminuir la cantidad de alimento que se ingiere. En esta categoría se encuentran, por ejemplo,  el balón intragástrico y la gastrectomía vertical.Por su parte, los procedimientos malabsortivos son aquellos que limitan la absorción intestinal de los nutrientes ingeridos. En esta categoría se encuentra el by-pass gástrico.