Centro Médico - Quirúrgico de Enfermedades Digestivas

+34 91 562 02 90

C/ Oquendo 23, Madrid

Cirugías

Los cirujanos generales y de aparato digestivo de CMED realizan todas las intervenciones quirúrgicas relacionadas con su especialidad. En esta sección de la web hacemos una descripción más detallada de las cirugías más frecuentes. Si tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Cirugías más frecuentes

Los cirujanos generales y de aparato digestivo de CMED realizan todas las intervenciones quirúrgicas relacionadas con su especialidad. En esta sección de la web hacemos una descripción más detallada de las cirugías más frecuentes. Si tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Tiroides

Descripción

Las enfermedades de la glándula tiroides que suelen necesitar cirugía son los nódulos tiroideos, el bocio, el hipertiroidismo y los tumores.

Los nódulos tiroideos son bultos (únicos o múltiples) localizados en el tiroides. La mayoría son benignos, pero dependiendo de la edad y el sexo, pueden malignizarse. El procedimiento habitual es realizar  una biopsia, y en función de los resultados se indica la intervención.

El bocio implica un aumento del  tamaño de la glándula tiroides y en la mayoría de los casos es una patología benigna, aunque con el paso del tiempo se pude malignizar. El bocio se suele deber a la falta de yodo en la dieta o a problemas metabólicos del propio paciente.

El hipertiroidismo es un aumento de la producción de hormonas tiroideas. Esto se puede traducir en  una pérdida de peso, intolerancia al calor y  aumento de la sudoración, cansancio excesivo, nerviosismo y palpitaciones. Su tratamiento puede ser médico o quirúrgico.

El cáncer de tiroides se suele presentar como una tumoración palpable a nivel del cuello. Existen diferentes tipos de cánceres tiroideos, por lo que cada paciente requiere un tratamiento individualizado (agresividad de la cirugía y tratamiento postquirúrgico).

Síntomas

Las enfermedades del tiroides tienen como síntoma principal un aumento parcial (nódulos, cáncer) o total (bocio, hipertiroidismo) del tamaño del tiroides. Incluso si el aumento es importante los pacientes pueden presentar problemas para tragar y para respirar.

Tratamiento

El tratamiento para las enfermedades de la glándula tiroides es una combinación de fármacos y cirugía.

Las intervenciones más habituales en las enfermedades del tiroides que requieren cirugía son la hemitiroidectomía, es decir, la extirpación de la mitad de la glándula afectada, o la tiroidectomía total, que consiste en quitar todo el tiroides. La operación se realiza a través de una incisión en el cuello, que dada la experiencia de los cirujanos de CMED no supera los tres centímetros, por lo que la cicatriz desaparece casi en su totalidad con el paso del tiempo.

El postoperatorio suele ser bastante satisfactorio y no requiere más de uno u dos días de ingreso hospitalario.