Centro Médico - Quirúrgico de Enfermedades Digestivas

+34 91 562 02 90

C/ Oquendo 23, Madrid

Cirugías

Los cirujanos generales y de aparato digestivo de CMED realizan todas las intervenciones quirúrgicas relacionadas con su especialidad. En esta sección de la web hacemos una descripción más detallada de las cirugías más frecuentes. Si tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Cirugías más frecuentes

Los cirujanos generales y de aparato digestivo de CMED realizan todas las intervenciones quirúrgicas relacionadas con su especialidad. En esta sección de la web hacemos una descripción más detallada de las cirugías más frecuentes. Si tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Quistes sebáceos, nevus y lipomas

Descripción

Los quistes sebáceos son quistes benignos en forma de saco que crecen bajo la piel y que contienen material graso de origen folicular. Suelen aparecer en el cuero cabelludo, cara y espalda, aunque pueden crecer en cualquier parte del cuerpo.

Los nevus (lunares) son lesiones inicialmente benignas pigmentadas en la piel. Son muy frecuentes y suelen aparecer en el mayor número de las veces en zonas expuestas al sol. Pueden ser de diferente tamaño,  color y pueden tener o no relieve.

Los lipomas son tumores benignos de masa grasa que se localizan en la piel y en el tejido muscular subyacente. Aparecen con más frecuencia en el tórax, extremidades y en la zona superior de la cabeza (región occipital).

Síntomas

Los quistes sebáceos no suelen presentar síntomas a no ser que se infecten. Es cuando duelen, enrojecen y están calientes al tacto.

Los nevus presentan distintos tamaños y no son dolorosos. Los principales síntomas para que sean extirpados es que sangren, piquen o cambien de color y tamaño.

Los lipomas únicamente presentan dolor si están en determinadas zonas del cuerpo y es cuando deben extirparse.

Tratamiento

El único tratamiento posible cuando existen sospechas de malignización o cuando son molestos es la extirpación quirúrgica. Dependiendo del tamaño del quiste, nevus o lipoma se quitan con anestesia local y no requieren hospitalización.