Centro Médico - Quirúrgico de Enfermedades Digestivas

+34 91 562 02 90

C/ Oquendo 23, Madrid

Unidad de Cáncer de Colon

El cáncer de colon es una enfermedad que aumenta cada año en nuestro país. El objetivo de esta unidad es la prevención y el diagnóstico precoz de esta patología. Estos objetivos consiguen que el cáncer de colon pueda tener tasas de curación cercanas al 95%.

Cáncer de Colon

UNIDAD DE CÁNCER DE COLON

CMED cuenta con una Unidad de Cáncer de Colon compuesta por especialistas en aparato digestivo, cirujanos de aparato digestivo, endoscopistas, radiólogos y personal técnico de laboratorio, que bajo la dirección del Dr. Gonzalo Guerra Flecha, tiene como objetivo luchar contra esta enfermedad que crece anualmente mediante un diagnóstico precoz y un tratamiento personalizado.

Al ser un centro integral para el tratamiento de todas las patologías digestivas, CMED permite una gran rapidez de actuación en caso de ser detectada esta enfermedad a la vez que al contar con un equipo multidisciplinar permite un abordaje del cáncer de colon consensuado por los mejores especialistas en el tratamiento de esta patología.

El equipo de esta unidad de Cáncer de Colon ofrece a los pacientes:

  • Consejos preventivos: información sobre hábitos alimentarios, actividad física, consumo de tabaco y alcohol, estudio de antecedentes familiares, etc.
  • Diagnóstico precoz: CMED cuenta con la tecnología necesaria para un diagnóstico temprano de la enfermedad. El centro cuenta con una sala de endoscopia donde se realizan colonoscopias, la prueba más eficaz para la detección de este tipo de cáncer. Esta prueba junto con la realización de ecografías, TAC, test septina 9 y análisis de sangre oculta en heces, permite una total certeza sobre la existencia de cáncer de colon.
  • Cirugía terapéutica: El tratamiento del cáncer colorrectal es multidisciplinar y requiere la intervención de Gastroenterólogos, Oncólogos, Radiólogos y Cirujanos Digestivos. CMED aúna estas especialidades y cada caso es discutido para decidir el abordaje terapéutico más conveniente.

En la mayoría de los casos es necesario intervenir quirúrgicamente para extirpar la zona del colon donde se encuentra el tumor. Esta operación es considerada compleja y se puede realizar por vía laparoscópica o por vía abierta, según el caso.

En CMED, actualmente se realiza abordaje laparoscópico prácticamente en el 100% de los casos, consiguiendo así una recuperación muy rápida del paciente, lo que permite el inicio temprano de los tratamientos de quimio o radioterapia cuando son necesarios.

Por otro lado, al tener en el mismo equipo cirujanos y endoscopistas, se realizan resecciones endoscópicas de pólipos de gran tamaño que de otra manera sólo sería posible extraer por vía quirúrgica.


EL COLON

cancer de colon

El colon o intestino grueso es el último tramo del aparato digestivo. Mide aproximadamente 1,5 metros, tiene un grosor de unos 6,5 cm y va desde el final del intestino delgado hasta el ano.

El colon consta de cuatro porciones o secciones. La primera porción es el colon ascendente. Se encuentra en la parte derecha del abdomen. En su parte inferior conecta con el final del intestino delgado a través del ciego. Desde aquí asciende hasta llegar a la zona del hígado y cruza el abdomen de derecha izquierda. Este es el llamado colon transverso. Estas dos primeras secciones del colon son las encargadas de absorber agua y electrolitos (sodio, potasio, etc.) del bolo alimentico que les llega.

Por su parte, el colon transverso se une en la zona izquierda del abdomen con el colon descendente, que a su vez conecta con el ano a través del colon sigmoide y el recto (recibe este nombre porque tiene forma de S). La función de estas dos últimas partes del colon es el almacenaje de materias fecales hasta su expulsión por el ano, además seguir con la absorción de agua.

El colon y el recto están formados por varias capas de tejido: mucosa, submucosa, muscular y serosa. En la mucosa, que es la más interna, existen unas glándulas cuya finalidad es producir una materia viscosa llamada moco que tiene como misión ayudar el tránsito del bolo alimenticio y materia fecal por todo el colon hasta su expulsión por el ano. Es precisamente en esas glándulas donde pueden aparecer los denominados pólipos.


EL CANCER DE COLON

Todos los órganos del cuerpo humano están compuestos de células. Cada célula de nuestro cuerpo se divide de forma que pueda sustituir a las que van muriendo. Cuando esta forma de renovación celular se perturba o modifica en una célula, tanto ésta como sus descendientes empiezan a dividirse sin control y acaban produciendo un nódulo o tumor, que no siempre son malignos.

Sin embargo, cuando esas células con un comportamiento anormal pasan a invadir otros tejidos u órganos cercanos o incluso cuando proliferan en otras partes del organismo, es cuando se desarrolla un tumor maligno o cáncer. Cuando estas células tumorales se desarrollan en la zona del colon y recto es cuando se produce el cáncer de colon o cáncer colorrectal.


INCIDENDIA DEL CÁNCER DE COLON EN ESPAÑA

El cáncer de colon es el tumor maligno que más está aumentando en nuestro país y, en general, en todos los países desarrollados. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer, cada año se diagnostican más de 32.000 casos nuevos y es responsable de cerca de 14.700 fallecimientos anuales.

En España, en los varones es el tercero en frecuencia, detrás del cáncer de pulmón y próstata. En las mujeres es el segundo en frecuencia, detrás del de mama. Sin embargo, si se tienen en cuenta ambos sexos a la vez el tipo de cáncer más frecuente es el de colon.

La mayoría de los casos se diagnostican entre los 65 y los 75 años, con un máximo a los 70, aunque se registran casos desde los 35-40 años. Los casos que aparecen a edades tempranas suelen tener una predisposición genética.


SÍNTOMAS DEL CÁNCER DE COLON

Los síntomas del cáncer de colon varían en función de la zona en la que esté ubicado el tumor. Si detecta alguno de ellos debe acudir a un médico especializado en aparato digestivo para que le practiquen las pruebas que confirmen o descarten el diagnóstico. Sin embargo, que se padezca alguno de los síntomas que se describen a continuación, no significa que necesariamente se tenga cáncer de colon, ya que algunos de sus síntomas coinciden con los de otras patologías digestivas como pueden ser las hemorroides, la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

  • Sangre en las heces: es uno de los síntomas más frecuentes del cáncer de colon. Esta puede ser roja o negra, dependiendo de si el tumor está localizado al inicio del o en la parte final del intestino grueso. Si este síntoma no es detectado o no se acude al especialista para tener un diagnóstico, pasado un tiempo se puede llegar a padecer también anemia.
  • Cambios en el ritmo intestinal habitual: se presentan diarreas y estreñimiento, que alteran el ritmo habitual y normal de las deposiciones. Lo más habitual es que los periodos de diarrea y estreñimiento se intercalen.
  • Heces más estrechas: este cambio en el tamaño de las deposiciones se produce porque el tumor está estrechando el intestino y no permite una evacuación normal de las heces.
  • Sensación de evacuación incompleta: También llamado tenesmo. Tiene lugar cuando el cáncer está localizado en la parte final del colon o en el recto.
  • Dolor abdominal: síntoma muy frecuente de esta enfermedad aunque se trata de un dolor que puede estar localizado en cualquier parte del abdomen. Se produce cuando el intestino grueso es obstruido por el tumor. Si la obstrucción es parcial, se padece un dolor similar al de los cólicos. Cuando es total, se desarrolla una obstrucción intestinal que requiere asistencia médica urgente.
  • Cansancio intenso o pérdida de peso sin causa evidente: son síntomas que se producen en distintas enfermedades, entre las que se encuentra el cáncer de colon en estado avanzado.

GRUPOS Y FACTORES DE RIESGO

grupos riesgo cancer de colon

El cáncer de colon es una enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres, pero existen unos condicionantes que hacen que una persona tenga más posibilidades de padecer esta enfermedad a lo largo de su vida. Estos condicionantes pueden ser tanto debidos a la edad o genéticos como a factores derivados del estilo de vida.

Grupos de riesgo

  • Mayores de 50 años: el cáncer de colon es una enfermedad que afecta principalmente a personas con edades superiores a los 50 años, aunque también se diagnostica a personas más jóvenes. El motivo, es que con la edad hay más posibilidades de desarrollar pólipos en el intestino grueso que son en muchos casos los precursores de un tumor maligno.
  • Personas con antecedentes familiares o personales de cáncer de colon o pólipos en el intestino grueso: si un familiar cercano, como pueden ser los padres, abuelos o hermanos, ha tenido cáncer de colon existe la posibilidad que le haya transmitido genéticamente el riesgo de desarrollarlo también en un futuro. Además, si se ha tenido con anterioridad tanto cáncer de colon como un historial de pólipos las posibilidades de tenerlo o volverlo a desarrollar aumentan.
  • Personas con enfermedades inflamatorias intestinales crónicas, como puede ser la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

Factores de riesgo

  • Mala alimentación: Tener una dieta en las carnes grasas y rojas sean las protagonistas y, por consiguiente, pobre en fibra es un factor que normalmente se asocia a un mayor riesgo de sufrir distintas enfermedades como pueden ser las cardiovasculares y el cáncer de colon.
  • Consumo alcohol y tabaco: Ambas sustancias facilitan el desarrollo de pólipos en la mucosa del colon. Los pólipos son tumores que en algunos casos se malignizan dando lugar a un cáncer de colon.
  • Inactividad física: Llevar una vida sedentaria y no realizar ningún tipo de actividad física también aumentan la posibilidad de desarrollar distintas enfermedades, entre ellas el cáncer colorrectal.

IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO PRECOZ

El diagnóstico precoz en el cáncer de colon es fundamental, ya que es una enfermedad que tiene una tasa de curación de entorno al 90% si es detectada en sus primeras fases. Además, los avances médicos y científicos permiten que el cáncer de colon sea detectado antes de que el paciente presente síntomas de la enfermedad.

En la actualidad, existen distintas pruebas que permiten realizar ese diagnóstico precoz de una forma rápida y sencilla. En CMED, contamos con la tecnología y la experiencia médica necesaria para realizar todas esas pruebas a los pacientes que deseen realizárselas por prevención, al estar en alguno de los denominados grupos de riesgo, o bien por recomendación directa del especialista en aparato digestivo.

diagnostico colono virtual cancer de colon

Pruebas diagnósticas para el cáncer de colon

  • Colonoscopia: Prueba por excelencia para el diagnóstico del cáncer de colon. Se realiza en una sala de endoscopia que posee el centro con la asistencia de un endoscopista, un anestesiólogo y un auxiliar de enfermería. Para una correcta realización de la prueba y para evitar molestias al paciente, se hace mediante sedación. La colonoscopia permite una visión total del colon además de la extirpación de pólipos en el caso de existir. Estos pólipos son analizados posteriormente por un anatomopatólogo para saber si son o no malignos.
  • Colonoscopia virtual: Alternativa para aquellos pacientes que no deseen realizarse la colonoscopia tradicional al considerarla muy invasiva o bien para aquellos pacientes que deban utilizarla por prescripción médica. Esta prueba no precisa sedación, por lo que los pacientes pueden reincorporarse a su rutina diaria inmediatamente, a la vez que permite una visión en 3D del interior de todo el intestino grueso.
  • Test en sangre Septina 9: La prueba consiste en un análisis de sangre que permite detectar la presencia de la forma metilada del gen Septina9 (mSEPT9), un nuevo marcador tumoral genético, que se encuentra en más del 90% de los tumores de colon. Esta prueba de cribado consigue identificar los tumores colorrectales en sus primeras fases, cuando el paciente aún no tiene síntomas y cuando el cáncer de colon tiene mayores tasas de curación (superiores al 90% de los casos).
    El paciente puede realizarse la prueba en cualquier momento del día, ya que no es necesario estar en ayunas ni realizar ningún tipo de preparación previa.
    Esta prueba está indicada para todas las personas mayores de 50 años y para las que no se realizan colonoscopias de rutina según establecen los programas de cribado colorrectal.
  • Test de sangre oculta en heces: Prueba que el paciente realiza en casa. Es preciso recoger muestras de tres días y poner una muestra en unas cajas planas que contienen unas tiras reactivas. Estas cajas se llevan al centro médico y es el personal sanitario el que interpreta los resultados. En caso de que el test de positivo en sangre, el profesional del aparato digestivo le prescribirá otras pruebas para saber la procedencia de esa sangre (hemorroides, pólipo o tumor maligno).